Tutorial para hacer aceite de coco casero

Cómo hacer aceite de coco casero

Hablar del aceite de coco es hacerlo de uno de los aceites de mayor nobleza. Puede usarse en la cocina y a la hora de elaborar mascarillas, jabones y demás tratamientos caseros para la belleza y la salud.

Se trata de un aceite resistente a las altas temperaturas, ideal para cocinar, contando con muchos ácidos grasos que hacen que sea fácil su digestión. Cuida de la salud estomacal, pancreática e intestinal. Además de todo esto, aumenta tu energía, acelera el metabolismo y mejora tu salud cardiovascular.

Receta para hacer aceite de coco en tu casa

  • Lo primero que debemos hacer es obtener la leche de coco. Si queremos preparar 1 taza de leche de coco, hay que usar 8 cocos grandes, que cuando los agitemos hagan buen sonido de agua. En ese momento preparamos un bol grande, donde colocamos en su boca un filtro de pastas con un paño limpio.
  • Se perforan los cocos cuidadosamente en los 3 puntos de mayor vulnerabilidad (donde el coco se sujeta al árbol) y recuperamos la totalidad de ese líquido en el bol. Procedemos a filtrarlo para eliminar así hebras y demás suciedades que se pudieran colar. Los cocos se abren en mitades o cuartos, colocándolos con la carne hacia abajo en un horno caliente por espacio de 5 minutos.
  • Pasado ese tiempo, los retiramos, haciendo palanca con un cuchillo sacamos la pulpa y la llevamos a la licuadora acompañada de agua caliente. Calcula 3 tazas de agua caliente por cada 2 trazas de trocitos de carne de coco. Se emulsiona a alta potencia y después lo filtramos al mismo bol donde se tenía el agua de coco que se extrajo antes. Debe presionarse bien la tela, así podrás obtener la mayor cantidad de leche de coco.
  • Se debe poner la leche que obtengas en un frasco de vidrio tapado a rosca, cerrado convenientemente y a temperatura ambiente de 24 a 48 horas para que fermente. Una vez que pase el tiempo de fermentación, el frasco divide el producto en dos capas: una que se encuentra espesa y que pertenece a la mantequilla de coco, la otra líquida.
  • Debes llevar a la nevera destapado el frasco durante una hora para que se solidifique la mantequilla y poder extraerla más fácilmente. Se coloca en una sartén y se calienta a fuego bajo, mientras se va removiendo de manera constante para que no se queme y evapore el resto de agua que quede.
  • Verás que la mantequilla se está fundiendo y deja los residuos sólidos en su fondo. Es momento de retirar el aceite de coco que hayas logrado y se filtra mediante una tela fina y limpia. Por último, embotéllalo y deja que se enfríe a temperatura ambiente para luego conservarlo en la nevera o usarlo de forma directa en comidas o tratamientos de belleza.

Ya has visto que hacer aceite de coco en tu propia casa es muy sencillo. De esta manera podrás aprovecharte de todos sus grandes beneficios para la salud y tu bienestar.

Y ahora si quieres saber para cuantas cosas lo puedes utilizar, te recomiendo la visita al artículo Formas de utilizar el aceite de coco, donde vas a descubrir que este aceite se puede utilizar para muchos remedios naturales de salud y belleza.

Te puede interesar

Propiedades y beneficios de la sardina

Propiedades y beneficios de la sardina

Este pescado es una increíble fuente de nutrientes esenciales que ayudan al correcto funcionamiento de nuestro organismo.

Deja tu comentario