Razones para incluir la avena en la dieta

Razones por las que debes incluir la avena en la dieta

En estos últimos años hemos visto como ha crecido la popularidad de la avena. Hablar de ella, es hacerlo de un cereal que tiene una alta concentración de proteínas, vitamina B y grasas no saturadas. Todo ello es de gran beneficio para nuestra salud y cualquier persona puede beneficiarse de sus efectos.

Antiguamente era considerada una comida propia de las clases humildes, pero actualmente esto forma parte del pasado, apreciándose sus grandes propiedades. Incluir avena en el desayuno, comida o cena, puede ser la mejor de las costumbres.

Razones por las que debes de incluir la avena en la dieta

Controla los niveles de azúcar y ayuda a estabilizarlos

La avena suele ser de los alimentos que más se recomiendan para las personas diabéticas, pues la fibra soluble es de gran ayuda para estabilizar los niveles de azúcar. Se reduce la absorción de azúcar en nuestro intestino, por lo que bajan sus niveles en sangre.

Reducción del nivel de colesterol

Si consumimos este grano todos los días, bajaran nuestros niveles de colesterol malo y triglicéridos en la sangre. Sus efectos se deben a la fibra y ácido linoleico que tiene, lo que ayuda a que el colesterol pase al intestino.

La fibra se encarga de barrer los depósitos de grasa que suelen acumularse en las paredes de las arterias. En un plano más general, se encarga de la protección de nuestro cuerpo contra dolencias como los infartos, hipertensión o problemas de tipo cardiaco.

Regula la digestión

El consumo de avena regularmente colabora a que se regule el sistema digestivo, pues evita el estreñimiento y ayuda al tránsito intestinal. Si tomamos un vaso de agua acompañado de una cucharadita de avena, se alivian el reflujo y la acidez.

Prevención del cáncer

La avena, como muchos otros granos, contienen sustancias fotoquímicas que por su origen vegetal son útiles como prevención para el desarrollo de la enfermedad.

Los fitoestrógenos y lignanos que podemos encontrar en la avena, se relacionan íntimamente con la disminución en el riesgo de las hormonas que suelen asociarse con el cáncer de mama.

Prevención del hipotiroidismo

Consumir avena ayuda a luchar contra el hipotiroidismo, contando con yodo mineral.

La consecuencia de esto, es que ayuda a que actúe correctamente la glándula tiroidea. Al proporcionar cantidades apreciables de selenio y vitamina B colabora al mejor funcionamiento de la glándula tiroides.

Colabora a perder peso

Ingerir avena al desayunar a diario todos los días ayuda a controlar el peso y a que vayan bajando esos kilos de más progresivamente.

Podemos tomarla en un vaso de leche o mezclada con yogur, la cantidad que se recomienda es de dos cucharadas diarias.

Ayuda a inhibir el apetito

Si desayunamos con avena, nuestro organismo estará satisfecho durante bastante tiempo. Esto es debido a que dicho grano tiene carbohidratos de absorción lenta, lo que ayuda a que se produzca un efecto de saciedad, durante más tiempo.

Por todo esto es muy recomendable que puedas incluir la avena en la dieta, y además, tiene importancia destacar que la avena podemos consumirla diariamente, siempre y cuando lo hagamos en dosis recomendadas.

Si te interesa saber más sobre este cereal, te recomiendo la lectura del artículo Beneficios de la avena, donde te muestro más información y además comparto una buena receta con avena para el desayuno.

Te puede interesar

Propiedades y beneficios de las bayas goji

Propiedades y beneficios de las bayas goji

Descubre todos los beneficios que nos proporciona el consumo regular de este alimento cargado de buenas propiedades.

Deja tu comentario